Blog

“Lo más importante no es lo que te pasa, sino lo que haces con lo que te pasa”

Hace unos años que comenzó mi andadura por el mundo apasionante del desarrollo personal. Un camino que tiene un punto de partida pero que afortunadamente nunca termina, cada paso que das es un motivo de crecimiento personal. En este camino, uno de los puntos de inflexión ha sido el establecer mis valores fundamentales, aquellos que son el pilar que mueves tu vida, que la da sentido. No es una tarea fácil, incluso puede llegar a variar en ciertos momentos de tu vida, pero os aseguro que es necesaria porque son tu brújula para caminar y vivir con sentido. No es mi intención hablar en este post de valores, pero es mi carta de presentación para lo que viene ahora. 
Por mi profesión como orientadora laboral y por mi vocación hacia la persona, han sido muchos los talleres, las jornadas, los eventos que he realizado con el fin de motivar, apoyar, reorientar la búsqueda de empleo de muchas personas con perfiles muy diferentes, sobre todo en estos últimos años, y en todas estas acciones he sentido o escuchado la frase “claro, qué fácil es hablar cuando estás en esa situación: hablas de valentía, de motivación, de acción, de creatividad, etc, pero tú estás trabajando”. Pues bien, ahora os hablo desde otra posición, desde la posición de una persona que está en desempleo, a dos meses vista de recibir el más maravilloso regalo que puede darte la vida, una hija y con una situación laboral, ni más difícil ni menos que la de cualquier otra persona en desempleo en estos tiempos de incertidumbre. 
Y aquí enlazo con el principio de este post. Si hay un valor para mí fundamental en mi vida es la coherencia y la integridad. Por ello, quiero reflejar en este espacio que tengo para expresarme como realmente soy, que me permite compartir emociones, reflexiones, incertidumbres…mi pequeño Manifiesto ante esta nueva situación en la que me encuentro, y que espero refleja con coherencia aquello que he intentado transmitir antes y lo que vivo ahora a todas aquellas personas con las que he compartido talleres, formación, etc. 
1º. Todo cambio produce sentimientos de incertidumbre ante un futuro incierto, genera cierta ansiedad, necesita de un tiempo de adaptación, incluso y por qué no, un tiempo de “luto” por lo perdido o dejado atrás. A mí esto me ha sucedido. He podido comprobar que en este tiempo he estado mucho más nerviosa, susceptible, pensativa…Además por mi situación personal, tengo que ser consciente de que llegan unos meses de mucha dedicación a mis niños, a su cuidado, a su educación… (una situación que yo elijo desde mi libertad, ya que otro de esos valores que guian y dan sentido a mi vida es la familia). Así que, la cosa se complica…
2º. Me acompañan unos personajillos (siempre han estado ahí, pero a veces mi fortaleza hace que apenas escuche susurros) que NO son precisamente “potenciadores” de mis virtudes. Son esos personajes saboteadores que te hablan bajito pero ¡cómo se hacen oir! y te dicen: “vas a perder muchas oportunidades ahora”, “vaya momento para quedarte en paro” “vaya pereza volver a empezar a buscar otro camino” “y qué va a ser de tí ahora…” ” o te sacrificas o vas a perder muchos trenes”…Pues sí, yo también los tengo “acloplados” a mis oídos y hay veces que son muy pesados y gritan mucho!
Hasta aquí todos esos sentimientos y sensaciones “negativas” pero también muy normales, que me están acompañando estos día. A partir de aquí viene mi parte potenciadora, aquella que me da fortaleza y en la que te aseguro que estoy dedicando toda mi atención y tiempo, porque tengo claro que es la que me hace ver las cosas desde un punto de vista mucho más enriquecedor y optimista. 
3º. Soy una persona optimista. Pero me gusta hablar de un Optimismo Activo. Es decir, no me vale con sentarme en el sofá de mi casa, y concentrarme mucho mucho pensando, “venga Julia, que esto seguro que pasa, que van a venir tiempos mejores,que seguro que pronto te llaman para trabajar, tu tranquila” (como dicen los Celtas Cortos “tranquilo majete en tu sillón…”). Pues no, eso para mí no es ser optimista. Para mí el optimismo tiene que ver con ser consciente de tus capacidades, fortalezas, actitudes y de que con todas estas herramientas con las que cuentas vas a salir adelante fortalecida, vas a caminar hacia donde tu quieras y vas a conseguir tus objetivos. Y yo soy Optimista Activa. Estoy segura de que cuento con muchas potencialidades (y aquellas que me faltan las trabajo y las persigo para mejorarlas…en eso consiste la Empleabilidad, en ir adquiriendo competencias, actitudes, fortalezas para tener mayor capacidad de consecución de tus objetivos) y que de mí depende que las cosas cambien. Mira lo que estoy diciendo, “de mí depende”, asumo mi responsabilidad ante la vida, no pienso caer en el victimismo ni la culpa porque eso me lleva a la desesperación y a convertirme en marioneta de las circunstancias y de la vida, y a eso, sinceramente, me niego. 
4º. No sé si mi camino irá hacia el mundo del emprendimiento o hacia el empleo por cuenta ajena…pero lo que sí que tengo claro es que yo pienso y actúo como una profesional independiente, yo gestiono y decido cómo va a ir encaminada mi carrera profesional. ¿Y cómo consigo esto? lo primero, teniendo claro cuál es mi objetivo profesional (que lo tengo bastante claro), trabajando en crearme una marca personal que permita diferenciarme, ser única en el mercado (y aquí quiero remitirme a un post que me ha encantado de Andrés Pérez Ortega, experto en Marca Personal, “La vida no es un decálogo” o “Cuántos años tienes” Andrés nos explica que la Marca Personal es una carrera de fondo, que dura toda una vida profesional y que no podemos crearnos una marca ni en diez pasos ni en dos meses. Es nuestra huella profesional y personal y es un proceso a largo plazo que hay que cuidar, trabajar y mantener en el tiempo. Y depende sobretodo de un trabajo personal y de autoconocimiento. Y además ¿por qué no? pienso aliarme con mis personajillos saboteadores (si,si, cogiéndoles de la mano, no eliminándolos). Aquí quiero pararme un momento porque el miedo, la pereza a salir de tu zona de confort, la inseguridad, etc pueden estar dicíendonos algo, están ahí por algo y yo te animo a que hables con esos personajillos, pregúntales porqué están ahí, que necesitan de ti para que se conviertan en aliados, no en enemigos paralizantes, y seguro que si les escuchas van a ser tus cómplices. Yo estoy en ello y aunque algunos están muyyyy pesados, seguro que con constancia y paciencia lo voy a conseguir!
5º Afortunademente cuento con una red de amigos/as, de profesionales, muy enriquecedora. Soy una persona creativa, inquieta, con iniciativa y todo esto me ha ayudado a conocer personas de gran riqueza personal y profesional y a descubrir gente amarilla como les llama Albert Espinosa en su libro Mundo Amarillo, de esa que te marca en la vida, aunque sólo hayas compartido minutos u horas con ellos. Cuido y potencio mi red de contactos, pero desde la Autenticidad. Y aquí te recomiendo el post de una de las grandes, María Luisa Moreno, Zumo de Empleo. Nadie como ella para hablar clarito de esto: “Hasta el Networking y más allá”. Es decir, para mí esa red es una red de gente que me aporta y con la que comparto inquietudes, alegrías, éxitos, miedos…no me interesa el networking por que sí, por interés únicamente profesional, yo quiero ir más allá, y contactar con la parte humana de la persona. Esos son los contactos que perduran, enriquecen y fortalecen tu camino. Cuido mi entorno y me rodeo de estas personas que me motivan y me cargan de energía y me aparto de aquellas otras personas tóxicas que me nublan el día. Sobre esto te animo a que leas el post de Francisco Alcaide, “El alimento de la mente es el entorno” , revelador y que invita a la reflexión.
6º Y sobretodo, disfruto del momento. Esta situación me está permitiendo hacer cosas que hasta ahora no podía hacer: dedicar más horas a mi hijo y mi pareja, a cuidarme durante las últimas semanas de embarazo, a mis aficiones, a reflexionar de una manera más pausada y serena sobre mi persona, mis emociones, mis siguientes pasos profesionales, profundizar en el apasionante mundo del coaching (este es mi objetivo profesional), seguir formándome, cuidar más mis amistades, contactos, descubrir nuevas oportunidades…y seguir trabajando. Si, si, seguir trabajando en caminar hacia lo que me apasiona, hacia mi sueño, porque eso es lo que da sentido a mi día a día, lo que me hace disfrutar y sobretodo, lo que me ayuda a CRECER como persona. (y sabes? esa es mi misión en la vida, Crecer, porque si yo crezco, estoy segura que facilito y acompaño a las personas de mi alrededor y a las que quiero en el alma, a que CREZCAN también)

8 Comentarios

  1. María Luisa Moreno Cobián septiembre 21, 2015

    Querida amiga,
    Qué bien amueblada tienes la cabeza, es un orgullo estar cerca de alguien así!! Esa determinación, esa positividad activa, esas ganas de mejorar, de demostrarte y de aprovechar todo lo que te viene, todas esas cosas te llevarán seguro a lograr el éxito que te plantees conseguir.
    Gracias por darnos este maravilloso ejemplo y espero que cuando llegue tu pitufa, nos la presentes al grupillo RRHHMad que ya será una más!!!
    Un beso gigante y cuenta conmigo para lo que necesites, DE CORAZÓN.

  2. Cristina septiembre 21, 2015

    Gracias Julia por tus reflexiones

    Que buena sería la vida si todos fuéramos tan positivos como tú.

    Mucho ánimo, aprovecha el momento para disfrutar de este Kit Kat que te ha dado la vida , abraza a la familia, cuidate y diviertete. Esta etapa de tu vida seguro que te brindará cosas buenas, y es una etapa más que tienes que vivir.

    Besos

  3. María Lobo septiembre 21, 2015

    Me encanta Julia, me encanta tu blog y tu artículo, se nota que nace directamente de tu corazón!

    Gracias por compartirlo.

    Un beso muy grande,

  4. miriam septiembre 21, 2015

    Ahi mi Julieta!!!!!!!!!!!!!!pues claro que si!!!!!!comparto coma a coma tus emociones y sensaciones y creo que haces bien en compartir pues nos identificamos contigo que eres referente.
    Aqui estoy dando de mamar a Nicolas algo que no podre hacerlo dentro de un tiempo…que no va a volver…ya sabes a lo que me refiero.
    Ojo con los saboteadores, escucha a tu corazon y mira profundamente a tus bebes y conexionate…
    En fin que doy gracias po haberte encontrado, mua princesa

  5. Julia septiembre 21, 2015

    Gracias Sheyla! Cómo me alegro que te haya gustado y sido de pequeña "ayuda". Creo que esa actitud ante la vida la compartimos las dos! Un abrazo!

  6. Sheyla septiembre 21, 2015

    ¡Gracias Julia! La verdad que este post me viene "como anillo al dedo". Muy buenas reflexiones las cuales comparto. Generosidad es la palabra que me viene a la cabeza después de leerte. Con tu actitud ante la vida solo puede salir de una manera, como tu quires!!! Un besazo!

  7. Julia septiembre 21, 2015

    Gracias de corazón Raquel por lo que me dices. Desde luego, tus palabras dan sentido a esto. Creo que estamos avanzando hacia un mundo mucho mas humano, humilde, esencial y conectado. Ves, el 2.0 ha conseguido que tu y yo nos conozcamos y compartamos muchas cosas. Gracias Amiga! si, el mundo es muy rico con personas como tu!

  8. Raquel Caballero - Emotuner septiembre 21, 2015

    Y además de todo lo que dices … valoro la Humildad cómo y desde dónde lo dices.

    Muchas Gracias por abrirnos este espacio tan íntimo de ti, y por estar ahí y apasionarte por cada día que surge a pesar de las dificultades y por seguir soñando para hacer realidad, como has venido haciendo hasta ahora, que tu intervención social apoye el cambio que tanto sientes y que tan positivamente vives.

    Gracias …. :O)

    ¡¡¡Qué rico es el mundo con personas como tú!!!

Deja un comentario

Your email address will not be published.