Blog

El Arte de Sentir_Julia de Miguel

¿Recuerdas la película  «Atrapado en el tiempo»? en ella el protagonista, Phil (interpretado por Bill Murray) vive una y otra vez en el mismo día, el día de la marmota. En la película, Phil llega a la extenuación, intenta de todas las maneras salir de ese día que tanto odia y que la vida se empeña en repetir una y otra vez. Lo intenta todo: prueba  a vivir la «buena vida» haciendo lo que le apetece en cada momento, sin importarle nada, ya que mañana, todo será igual, pasa por fases de rabia, frustración, incomprensión, apatía, tristeza, desesperación. Termina cada día agotado, extenuado, decepcionado, eso sí, con la esperanza de que mañana, quizás, será diferente.

¿Te suena todo esto?
A veces nos pasa ¿verdad? vemos que hay cosas que una y otra vez se repiten en nuestra vida, situaciones, problemas, personas que hacen que sintamos que estamos atrapados/as una y otra vez en lo mismo. Y esta lucha por salir de ahí, por hacer cambios para que no se vuelva a dar la misma situación, los mismos conflictos (con las mismas personas o con diferentes personas, pero el fondo de todo sigue siendo el mismo)…este querer cambiar de trabajo, de pareja, de amigos/as, de casa, de ciudad,  de familia incluso, nos agota. Nos deja fundidos cada día, sin oxígeno. Y queremos hacer algo para salir de ahí. Por eso, cada noche nos prometemos que mañana va a ser diferente. Que vas a hacer cambios en tu vida, vas a hacer esto o lo otro, vas a dejar las cosas claras a tu jefa/e, vas a poner orden en tu casa, vas a dejar definitivamente a tu pareja, te vas a ir de este barrio, pueblo, ciudad de m… que te agobia, parece que todos saben y opinan de cómo tiene que ser tu vida, ya no puedes más. Vas a dejar de hacer y ahora sí que sí, vas a  vivir con calma, con tranquilidad. Te vas a apuntar al gimnasio y vas a ir 4 días a la semana y dos a clase de yoga. Este año, sí que sí, me reservo tiempo para mí…Uf, sólo con leerlo ya agota ¿verdad?

Pero pasa el tiempo y lo que parecía que definitivamente iba a cambiar, vuelve a aparecer. Igual con otro traje, con otra forma, con otra pareja, en otra casa, en otro barrio, con otros compañeros/as, en otra ciudad, con otro trabajo…de nuevo esa sensación de que eso ya lo has vivido, de que otra vez vuelve la misma historia, el cansancio, la frustración, la impotencia, la resignación…pero no, no me rindo! de nuevo cambios…otro día de la marmota…de nuevo las 6:00 del mismo día (como en la peli)

Pues si está pasando esto en tu vida, si sientes una especie de aburrimiento existencial, de cansancio vital, de frustración por vivir como Bill Murray un día y otro el dichoso «día de la marmota»…¡¡¡Enhorabuena!!!

Si, definitivamente ¡enhorabuena!

Lo que desde un lado se ve como algo horrible, desde esta mirada cuántica es fantástico. Yo te diría que esta es la señal de que estás preparada/o para dar un salto, para que verdaderamente comience una transformación (y mira que no he dicho cambio, sino transformación) que hará que salgas de tu «día de la marmota».

El cómo hacer este proceso es a lo que pretendo acompañarte durante un tiempo en varias propuestas formativas. Una de ellas, esta que hoy te presento, tienen como objetivo, lo que para mí es la clave, la puerta de entrada, la llave maestra que nos lleva directamente a ese proceso de transformación: las emociones.

Comprender la auténtica función de las emociones, aprender el arte de sentir y la importancia que esto tiene para llegar a esa contínua transformación vital. Comprender la función que las emociones tienen en tu vida, te permitirá vivir con mayor coherencia y fluidez en tu día a día, con armonía, con una energía vital. Dejar a un lado ese vivir siempre lo mismo y vivir con creatividad y vitalidad renovada cada día de tu vida.

Esto es lo que te ofrezco en los encuentros quincenales «El arte de sentir». Acompañarte a comprender(te) tu mundo emocional y desarrollar este «arte de sentir». Este espacio se convertirán en tu gimnasio emocional. Porque como arte que es, sentir requiere de conexión, de comprensión, de técnica…y si, de mucha, mucha práctica. De ahí que te ofrezcamos este espacio para que al igual que día a día cuidas y entrenas tu cuerpo, reserves espacio y tiempo para entrenarte en el arte de sentir.

«Comprender nuestro mundo emocional para vivir esa transformación personal y es que cuando te transformas por dentro, todo tu mundo (y el mundo) se transforma.»

Si tú quieres y te apetece…¡entrenamos juntos/as!

 

¿Dónde? En el Foro Solidario de Caja de Burgos (Pincha Aquí para tener toda la información)

¿Cuándo? Comenzamos el 8 de octubre, martes.

¿A qué hora? de 19:15 a 20: 45

Quiero inscribirme ¿Cómo?

Envía un email a forosolidario@cajadeburgos.com o llama al teléfono 947 221 566

También puedes ponerte en contacto conmigo: info@juliademiguel.com

Este gimnasio emocional tiene una banda sonora…¡aquí va la primera canción! Escúchala y por qué no…¡baila!

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.