Blog

La vida no es fácil, pero podemos hacerla sencilla” Ruben Turienzo
 
Quizás porque siento cada día con más fuerza ese anhelo de sencillez, de vivir sin muchos adornos, de querer caminar, compartir, crecer, sentir, vivir sin grandes esfuerzos, desde lo sencillo, aquello que llena y no pesa, que suele venir en pequeñas e incluso a veces desapercibidas porciones y que no está exento de consciencia, de presente, de valentía, incluso de un punto de locura.
 

“Vivir con sencillez no es ningún castigo ni tormento sino más bien la posibilidad de ir dando forma y contenido a una vida plenamente humanizadora.
 

La simplicidad es ese arquitecto que permite que el edificio de nuestra existencia cotidiana tenga unas proporciones justas, equilibradas y armónicas en el pensar, en el sentir, en el hacer y en el tener.” Jose María Toro 
Quiero sentir el placer y la emoción de vivir desde la sencillez que me acerca a tí, que me conecta con lo importante, que me eriza la piel, me ilumina la mirada, me regala esencias únicas en pequeñas dosis de día a día, consciencia puesta en Mi, en tí, en nosotros.
Y es que Vivir desde la sencillez es:
 
– Vivir simplificando. Perseguir tus sueños, esos que sueñas cada día y te animan a caminar y seguir creciendo. Y si los observas y prestas atención verás que son trazos limpios, claros, llenos de brillo y color. No dejes que se oscurezcan, que se diluyan por los artificios, por los “no podrás” por la envidia o la codicia. Busca alcanzar tus sueños desde la simplicidad, desde lo sencillo. Ese será el motor que te anime a seguir avanzando,lo demás será sólo un pequeño obstáculo en el camino.
 
Las cosas más simples son tan extraordinarias que devienen obviadas de puro obvias. Solo quienes son o tienen alma de niño las ven.” Alex Rovira
 
– Eres mucho más de lo que tienes. Practica el desapego. Sencillez es sinónimo de ligereza, de libertad. Suelta aquello que te ata y no te deja volar, nadar al son de la olas, correr detrás de tu cometa…dejalo ir. Te quedas con lo mejor, con tu esencia, con tu energía a raudales, con la música que nace de tí y ahora escuchas con claridad.
 
 
– Vive tus relaciones desde la sencillez. La amistad verdadera no lleva manual de instrucciones, está basada en lo auténtico, en lo que nace de dentro, no hay “tengo que”, nos hay suposiciones absurdas ni expectativas que frustran, la amistad es esencia, es mirada que lo entiende todo, es compañía que sostiene, que escucha si juicios, que conecta con el corazón. Es energía que impulsa, que envuelve de cariño, que sana los momentos duros y multiplica por mil los días de alegría.
 
– Pon consciencia  y corazón en los pequeños placeres que cada día te regala la vida. Las sonrisas de tus hijos cada mañana, su mirada llena de admiración y asombro, el abrazo del amor de tu vida, ese cafecito caliente en el descanso de tu día a día en el trabajo, el codo a codo de tus compañeros, esa charla con tus amigos, el sonido de sus risas, las lágrimas de un día triste, la caricia que acompaña, la canción que suena y te lleva a momentos mágicos…el color del otoño, el gesto amable de la gente de que te mira a los ojos distraido y descubre tu saludo, tu sonrisa.
 
– Y sobre todo, vive agradecido y Ama. La sencillez se apellida gratitud. Agradecer lo que la vida nos da cada día, lo esencial, lo que nos llena. Practícalo y acompañalo de Amor. No hay manera más bonita de vivir la vida, el hoy, el presente, que vivir amando. Si pones Amor en lo que haces, en tu actitud con las personas con las que convives, en los pequeños actos de tu vida, todo tiene sentido, todo cambia. Haz la prueba! cuando todo lo demás no haya funcionado, cuando no seas capaz de comprender a la persona que tienes contigo, cuando te supere el entendimiento de algo que sucedió, cuando no sepas hacia donde ir, cuando un soplo de rabia amenace con nublarte los días…pon Amor, comprensión, aceptación, serenidad. Ama. Y cuando ames, no te dejes nunca la mirada limpia, el corazón abierto, los pies enraizados a la tierra que te recuerden que ese amor es mucho mas grande que tú y que por tí crece en el Universo cada día, no dejes de acariciar, de sonreir y de acompañar a vivir, dando lo mejor de ti, siendo lo mejor de ti.
 
 
“Nada es menor en nuestra vida. Nada es pequeño en el encuentro con el otro. Precisamente la mayor muestra de grandeza de un ser humano se observa en su sencillez, en su humildad, en su calidez, en su amabilidad, en su ternura, en la capacidad de mejorar el momento presente del otro desde la entrega que busca regalar una brizna de alegría a quien tenemos enfrente. Porque en efecto, tenemos muchas vidas que mejorar, empezando con la propia y la de quienes tenemos cerca”. Alex Rovira.
 
Dedicado a Clara, una maestra de vida, que en poquito tiempo me está enseñando tanto sobre el amor, sobre lo esencial, lo sencillo…ella es Amor.

Deja un comentario

Your email address will not be published.