Blog

Hace unos meses leí un artículo de una de las escritoras que marcó mi adolesciencia con un libro para mí delicioso, lleno de sensibilidad y ternura: Donde el Corazón te lleve. Susanna Tamaro reflexionaba sobre un tema que está ocupando un lugar prioritario en mi vida: la importancia del encuentro.
 
Cada día valoro más eso, el encuentro con el otro: con mis hijos, con mi pareja, con mis amistades, con personas que se cruzan un día en tu vida y con las que se enciende la curiosidad y la ilusión por  “descubrir”…
 
En un mundo cada día más y más acelerado, donde las obligaciones, esas que consideramos prioritarias y que nos auto-imponemos por la comodidad de no parar a tomar conciencia de si realmente queremos seguir asumiéndolas como obligaciones y prioridades en nuestra vida (quizá si parásemos nos daríamos cuenta de que no tiene por qué ser así, de que muchas veces se trata de ELEGIR…eso sí, como dice Francisco Alcaide, “Vivir es elegir y elegir es descartar“), en este mundo loco, yo quiero reivindicar el ENCUENTRO.
 
Decía Susanna, “Cada encuentro es un regalo y un tesoro, pero es necesario ser conscientes de ello para comprenderlo“. Encontrarse cuerpo a cuerpo, sentarte en una cafetería, en la mesa del salón de tu casa, en el parque, a la sombra de un árbol apoyando tu espalda en su tronco, en la orilla del río… y con el aroma del café de fondo, o con la brisa del viento envolviendo tu cara, charlar, reir, sentir cómo el otro te abraza con su sonrisa, te consuela con su mirada, es cómplice de tu alegría con las arrugas que se forman en sus ojos al reir, te sostiene con su mano apretando la tuya, te acompaña con sus lágrimas, te nutre con su abrazo…y todo ello a fuego lento, sin que exista el tiempo, sólo la sensación de fluidez, de ESTAR donde y como quiero estar.
 
Y es que el encuentro, es presencia. Y como dice Jose María Toro  “la presencia consiste básicamente en presentar la esencia…Cuando “ estoy presente” soy “ un presente” , un aquí-ahora, alguien que el corazón del otro puede recibir y acoger como un regalo.”
 
Y hoy, donde todo pasa tan deprisa, tengo la sensación de que esta magia del Encuentro está  en peligro de extinción. Es verdad que poder hablar con alguien que está lejos a través del correo electrónico, verle a través del Skype a pesar de la distancia, es uno de los regalos que nos ha hecho la tecnología en los últimos tiempos. Pero también nos está alejando y esclavizando. En los autobuses, en el tren, el las reuniones de amigos y amigas, con nuestros hijos, en la escuela…se ha “colado” de manera indiscriminada el móvil, las tablets…ya apenas se intercambian palabras, se ha separado el cuerpo de la mente, de las emociones, de los sentimientos…y nos basta con un sms, con un ratito de conversación por móvil, con un tweet o un mensaje en el muro del facebook.
 
Y no estoy diciendo con esto que no lo considere un avance importante, me gustan las redes sociales, confío en la tecnología que está al servicio del ser humano, pero todo tiene un sentido y una intencíon. Y aunque el 2.0 me ha aportado momentos muy especiales, me ha dado la oportunidad de conocer gente extraordinaria que ya forma parte de mi vida, de recuperar personas que por los motivos que sean han vuelto a mi vida, yo apuesto por “proteger” el encuentro, que siga y cada vez más, presente en mi vida. Quiero y necesito cada día más el abrazo, el beso, la caricia, la mirada cómplice, las lágrimas…Tu Sonrisa.
 
El reto consiste en volver a estar totalmente presentes con el cuerpo, la mente y el corazón, para hacer único y real cada encuentro” Susanna Tamaro

Os dejo una poesía que compartío conmigo un gran amigo y considero un regalo maravilloso.

Por favor, tócame

Por favor,
tócame
Sí, soy tu bebé
Tócame.
Necesito tanto que me toques.
No te limites a lavarme,
cambiarme los pañales y alimentarme,
Acúname cerca de tu cuerpo,
besa mi carita y acaricia mi cuerpo.
Tu caricia relajante y suave
expresa seguridad y amor.

Si, soy tu niño,
Tócame.
Aunque yo me resista y te aleje
Persiste, encuentra la manera
de satisfacer mis necesidades
El abrazo que me das por las noches
endulza mis sueños
Las formas en que me tocas durante el día
me dicen como te sientes

Si, soy tu adolescente,
Tócame.
No creas que, porque sea casi adulto,
no necesito saber que aun me cuidas.
Necesito tus brazos cariñosos
y tu voz llena de ternura.
Cuando el camino se vuelve duro,
el niño que hay en mí te necesita.

Si, soy tu amigo,
Tócame.
No hay nada que me comunique mejor tu cariño
que un abrazo tierno.
Una caricia curativa cuando estoy deprimido,
me asegura que me quieres,
y me informa que no estoy solo.
Y tu contacto pudiera ser el único que logre.

Si, soy tu compañero sexual,
Tócame.
Podrías creer que basta la pasión
Pero solo tus brazos rechazan mis temores
Necesito tu toque de ternura que me da fé,
y me recuerda que soy amado
porque soy como soy.

Si, soy tu hijo adulto
Tócame.
Aunque tenga mi propia familia para tocar
Aún necesito que me abracen mamá y papá
cuando me siento triste
Como padre yo mismo,
mi visión ha cambiado
Y los valoro aún más.

Si, soy tu padre anciano
Tócame.
Como me acariciaban cuando era pequeño.
Coge mi mano, siéntate cerca de mí, dame tu fuerza
Ycalienta mi cuerpo cansado con tu proximidad.
Mi piel está arrugada,
pero goza cuando es acariciada.

No tengas temor,
Sólo tócame.

Tomado de “El poder del Tacto. El contacto físico en las relaciones humanas” de Phyllis K. Davis

14 Comentarios

  1. Julia septiembre 21, 2015

    Qué consciente eres Carmen y que gustazo es encontrarse contigo. Gracias amiga y espero que el próximo encuentro sea muy prontito.Un abrazo grande!

  2. Julia septiembre 21, 2015

    Es el encuentro que yo siento en tu blog, cuando hablas de tus viajes, del descubrimiento del otro, aprendo a mirar como tú lo hacer, gracias por ello!
    Un abrazo

  3. Julia septiembre 21, 2015

    Alvaro, gracias por tus palabras, por tu reflexión…y por tu blog que he estado visitando. Es muy gratificante saber que somos muchas las personas que creermos en esa esencia del encuentro. Un saludo cordial!

  4. Julia septiembre 21, 2015

    Y qué voy a decirte a tí amiga del alma…que cada encuentro contigo y Miriam es un REGALO con mayúsculas! Te quiero y mil gracias por ese espacio protegido que hemos creado las tres!

  5. Julia septiembre 21, 2015

    Es nuestra responsabilidad mantener la esencia de lo que somos Julio. A por ello! Gracias de corazón. Un abrazo

  6. Julia septiembre 21, 2015

    Sensibilidad y emoción en estado puro es lo que tu eres amiga. Muchísimas gracias por tus palabras. Un abrazo Laura.

  7. Julia septiembre 21, 2015

    Mil gracias Francisco. Sabes que sigo aprendiendo con los mejores…Un abrazo enorme!

  8. carmen saiz septiembre 21, 2015

    Gracias julia! Me ha encantado!
    El encuentro es lo que me ha hecho fluir toda mi VIDA, y acabó de tomar conciencia de ello. Graciassssss

  9. Fernando Lopez Fernandez septiembre 21, 2015

    Fantástico, hay cosas que la tecnología no puede sustituir y eso es la conexión con todo lo que nos rodea de forma natural. Enhorabuena¡¡¡ un post fantástico.

  10. alvarocampuzano septiembre 21, 2015

    Felicidades Julia por tu post!

    Me ha gustado mucho, especialmente porque este mismo tema fue el que me motivó hace ahora un año a comenzar con mi blog.

    El título era "Y tu YO 1.0, ¿qué?" y era una (auto)crítica a cuánto estamos "aprendiendo" a movernos en el mundo 2.0 y lo que eso le está costando a nuestra vida física, a nuestro 1.0, de toque, de miradas, de sensaciones al encontrarte con esa persona.

    Gracias por hacernos reflexionar sobre esto. Me ha venido muy bien volverle a dar una vuelta.

    Un saludo!

  11. Montse Martínez septiembre 21, 2015

    Gracias Julieta por regalarnos este post, con su poesía incluida, me he emocionado. Tengo muchas ganas de encuentro, ya nos toca.
    Te quiero

  12. Gunterfrager septiembre 21, 2015

    Una preciosidad de post. Seguro que no perderemos la magia del contacto personal, del "Encuentro". Luchemos por ello. Enhorabuena por esta preciosa entrada.
    Un abrazo
    Julio

  13. Laura Chica septiembre 21, 2015

    Excelente, Julia, como siempre. Eres la emoción en estado puro… un beso amiga!

  14. FAH septiembre 21, 2015

    Excelente Julia, felicidades… lleno de sensibilidad, me ha gustado mucho. Un abrazo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.