Blog

Me gusta celebrar los momentos que para mí son importantes en mi vida. Y celebrar estos momentos significa tomar plena conciencia de ellos, vivir ese momento de forma plena, presente, saboreando cada sensación, cada emoción que en ese instante me llega. Son momentos en ocasiones extraordinarios (el nacimiento de mi hijo, las “pataditas” con las que mi niña me despierta cada mañana y que me transmiten su pasión por vivir con tan sólo 5 meses de vida, por ejemplo) pero también cotidianos (un encuentro con amigos, una tarde a solas charlando, riendo, mirando a los ojos a tu pareja, una comida en familia, un paseo por la montaña en buena compañía, una reunión con personas que comparten tus mismas ilusiones, inquietudes, proyectos…) que hacen que tu vida tenga SENTIDO. 
Hoy, 8 de marzo, es otra ocasión de celebrar algo importante. Celebro el reconocimiento, la lucha incansable, la valentía de muchas mujeres que han abierto camino, que han roto moldes, que han creído en ellas, y como dice una buena amiga, a quien admiro, porque han creído, han CREADO y celebro que hoy al encender la radio, leer noticias, “entrar” en mi mundo 2.0, esta sea la celebración del día: hoy es el día de la MUJER.  
Y quiero que hoy tenga más fuerza que nunca una frase que una personas de esas que Albert Espinosa llama “Personas Amarillas” (son aquellas personas que irrumpen en nuestra vida y con las que enseguida conectamos, que nos ayudan a progresar y conspiran a nuestro favor. Se trata de personas especiales para cada uno de nosotros, que se encuentran a caballo entre los amigos y los amores. Con frecuencia, ni tan siquiera es necesario mantener el contacto con ellas para sentir su presencia e incluso su consuelo) me dijo no hace mucho tiempo: Julia, “Date Buena Vida”
¿Y porqué esta frase hoy? Porque creo que este es uno de los campos que tanto hombres como mujeres, pero de manera especial las mujeres por esa carga de creencias limitantes que hemos ido adquiriendo desde nuestra infancia por el simple hecho de ser mujeres, tenemos aún que conquistar. “Darse Buena Vida” tiene un significado potentísimo para mí: significa DISFRUTAR de lo que hago, de lo que me gusta, sin sentimientos de culpa por dedicarme tiempo a mí, a cuidar de mí, a buscar ese Equilibrio que tan bien define Marta Romo en su libro “La mujer Líder” y así ser capaz de fluir en mi día a día.
Soy plenamente consciente del poder y la influencia que tiene en mi entorno mi actitud ante la vida. Si soy capaz de disfrutar con lo que hago, de vivirlo con pasión, con ilusión y alegría, las personas que me rodean, a las que quiero con todo mi ser, mis amigos, compañeros de trabajo, personas que comparten conmigo ratitos de su vida, van a recibir todo eso de mí y ese es el mayor regalo que puedo darles. Despertar a mi hijo todos los días con una sonrisa, compartir con mi pareja y mis amigos mis proyectos con el brillo de la ilusión iluminado en mis ojos, aportar mi energía y pasión por el reto difícil con mis compañeros de trabajo….eso para mí son las consecuencias de mi frase “Date buena vida”.
Y eso es lo que yo celebro hoy. Que las mujeres, trabajemos dentro o fuera de casa, seamos directivas, emprendedoras, trabajadoras por cuenta ajena, cuidadoras, jóvenes, mayores…día a día y cada vez más en compañía (y este sí que tiene que ser uno de los logros más importantes que celebremos) con la complicidad e implicación de los hombre, LIDEREMOS nuestra vida y la vivamos con PLENITUD y ALEGRÍA.
Hoy y siempre te deseo:
“¡QUE TE DES BUENA VIDA!”

3 Comentarios

  1. @jdediegomk septiembre 21, 2015

    Hola Julia. Vaya post más energético y vitalista!!
    Yo ultimanete he encontrado algunas de esas "personas amarillas", y la sensación es de que ellos me ayudan a "darme buena vida". Completamente de acuerdo. bss

  2. Aleyda septiembre 21, 2015

    Mil gracias por tu regalo Júlia!!

  3. Sheyla septiembre 21, 2015

    Me encanta Julia!!!

Deja un comentario

Your email address will not be published.