Blog

Hace tiempo que escucho a gente que me rodea decirme, “Julia es que tu eres una persona muy optimista…” y si, soy optimista. Pero también es verdad que no siempre he sido así. Y digo esto porque el optimismo no es un estado con el que se nace, el optimismo, según lo entiendo yo, es una ACTITUD y lleva siempre aparejada la ACCIÓN. Ser optimista es una elección y supone un aprendizaje. Yo elijo tener una actitud abierta a la vida, quedarme con el lado positivo de lo que me sucede y aprender de cada ocasión, error, fracaso, triunfo, experiencia, que la vida me aporta. Y es un aprendizaje porque esto del optimismo tiene mucho que ver con el aprender a mirar. Escuchaba hace unos días en la radio al director de cine Fernando Trueba que decía “la felicidad consiste en aprender a mirar y sentir lo que se mira, sin dejarse llevar por las prisas, las impertinencias, las modas…”. Significa encontrar la belleza de las cosas, de las personas, del momento, mirando con lentitud, con entusiasmo, con curiosidad y con la inocencia y el brillo en los ojos del niño que observa algo por primera vez. Como dice Mónica García en un post precioso, “Cuando decidimos mirar la belleza que reside en nosotros mismos, en los demás y en todo aquello que nos rodea, la acabamos viendo!!!”

 
Y para llegar a esto, no hay fórmulas mágicas, pero sí hay “claves” que han sido esenciales en este apostar por el optimismo, por la buena vida:
 
1. Tomar conciencia de lo importante que es hacerte Responsable de tu vida, coger las riendas y comprender que pase lo que pase, de tí depende cómo afrontarlo y cómo vivirlo. Conocer con profundidad a la persona más importante de tu vida, TU, te empodera y da fuerzas para entender que cuentas con las herramientas necesarias para hacer frente a lo que venga. Y aunque las circunstacias no sean buenas o las cosas se pongan feas, tu sabes que “de esta sales” porque tú puedes. Y cuando cuentas con esta seguridad interior, ves en los reveses de la vida, oportunidades para cambiar y crecer. (También hay miedos, pero para superarlos cuento con mi segunda “clave”)
 
 Os he contado que poco antes de dar a luz me quedé sin trabajo, ahora le ha tocado el turno a mi marido y estamos los dos en desempleo, que no parados. Vuelve a leer esto último, “en desempleo que no parados” y esta es la gran diferencia entre la persona optimista y la negativa, la ACCION. Podríamos estar ahora “paralizados” por la nueva situación, con dos niños pequeños, con la que está cayendo, España que se hunde….(y hay momentos, sobretodo si escuchas conversaciones en la calle, en las cafeterías, la radio…en los que también caes en este derrotismo) pero no, no nos hemos quedado parados. Esto nos ha permitido estar más unidos, hablar e ilusionarnos con nuestros sueños, proyectos, entender que esta es una oportunidad para demostrar a nuestros hijos que ante las dificultades hay que pasar de la preocupación a la ocupación, apostar por la creatividad en la búsqueda de soluciones, luchar por lo que uno quiere. Es cierto que tendremos que prescindir de otras cosas, pero te invito a que valores lo que de verdad es importante para tí, porque te darás cuenta de que no necesitamos tanto para vivir felices y eso en tan liberador! Y no estoy diciendo que me parezca estupenda esta situación, no se trata de eso, pero la realidad es la que es y cómo tu la interpretas y la afrontas es lo que te hace diferente y en el fondo, feliz.

“Las circunstancias son las que son, las consecuencias que tu vives es el resultado de quién eres cuando afrontas esas circunstancias, y esto determinará tu futuro.” (Te invito a que veas este video, via La Trinchera)
 

 
2. La segunda clave tiene que ver con tu entorno. Comparto plenamente la filosofía UBUNTUYo soy porque nosotros somos“. Yo soy una persona optimista porque creo profundamente en las personas y en lo que podemos aportarnos si decidimos colaborar y compartir. Ese “nosotros somos” tiene que ver con el Respeto por lo que cada uno somos, con nuestras diferencias que es lo que nos enriquece, tiene que ver con el Compromiso porque esta palabra implica aportar lo mejor de ti en esa relación que has creado con los otros pero también supone recibir lo mejor de ellos y tiene que ver con la Colaboración y la Cooperación. Cuando te unes para lograr un objetivo, buscas apoyo en tu gente para llegar a tu meta, los resultados son infinitamente mayores. Yo no entiendo un triunfo si no es junto con mi gente, con mi equipo.
 
Por eso, y esta es la clave, me rodeo de gente positiva, que me trasmite energía, gente trampolín como diría Ruben Turienzo, que me impulsa cuando tengo miedo, me empuja porque cree en mí,me hace crecer simplemente con ESTAR ahí. E intento escapar de esos “vampiros emocionales” que te roban la energía y siguen anclados en su parálisis e irresponsabilidad ante la vida. Y dejo claro, que desde aquí también mi respeto hacia ellos, porque sufren mucho y no soy quien para juzgar a nadie. Estoy convencida de que no es su momento, de que habrá algo o alguien que quizás les haga cambiar esa actitud derrotista…sea lo que sea, será su elección.
 
Y por último, hay un último ingrediente en esta filosofía UBUNTU que no puedo olvidar y que es casi el más importante: La Gratitud. Cuando estás pasando un momento difícil y tienes a tu gente ahí cerquita para “sostenerte”, cada vez que consigues un objetivo junto con otros compañeros/as, cada vez que pides ayuda a alguien y la recibes con una sonrisa, cada vez que compartes proyectos e ilusiones con gente que no entienden de competitividad sino de cooperación, de lo que supone colaborar y compartir para CRECER juntos, cada vez que ocurre todo esto, es imposible no dejar de sentir Gratitud a la vida porque de nuevo “Yo soy porque Nosotros somos“.
 
Y por ello quiero darte las gracias a TI, por confiar en mí, por dedicarme una de las cosas más valiosas que tenemos y tan codiciada está en esta vida, tu tiempo. Gracias por ser parte de ese “nosotros“.

10 Comentarios

  1. dcrespim septiembre 21, 2015

    Hola Julia,

    Citando a Balzac "La resignación es un suicidio cotidiano".

    Corre un hastag #reilusionate, porque muchas personas quieren volver a ilusionarse y las tres claves que nos dan nos muestra el camino.

    Gracias y sigue trabajando tu buena suerte.

  2. Maria Jose septiembre 21, 2015

    Hola Julia,

    la verdad es que me ha encantado el post. Si que es cierto que todo depende de la acción y del hacer de una persona pero lo más importante de todo, como bien has dicho, es que esa persona tome conciencia de la situación y se ponga manos a la obra. Gracias por compartir tu punto de vista.
    Saludos

  3. Julia septiembre 21, 2015

    Hola Malu! mira, si este momento que estamos viviendo está haciendo que, como tu dices, nos planteemos y pensemos en las cosas que de verdad importan en la vida, pues igual es que no está tan mal, no? yo me quedo con ese sentirse bien y sonreir en la vida, del que tu hablas.
    Muchas gracias y un beso muy grande!

  4. Julia septiembre 21, 2015

    Cris, muchas gracias! pués es cierto, no es una situación agradable, pero cuando pasan estas cosas creces un poquito y si eres capaz de no dejarte llevar por la "marea negra", avanzas y trabajas por seguir adelante. Desde mi punto de vista, yo no me puedo quejar sino todo lo contrario, dar gracias a la vida por TODO lo que tengo. Un abrazo guapa!

  5. Julia septiembre 21, 2015

    Mil gracias Ximo. Qué bueno es saber que hay tanta gente que comparte ilusiones y maneras de ver la vida, desde la ilusión y el optimismo. Feliz día amigo!

  6. Julia septiembre 21, 2015

    Muy de acuerdo contigo, Francisco, en cuanto al "peligro" de la resignación. Entiendo que todos tenemos momentos de "parálisis", pero podemos salir si nos lo proponemos, pero cuando te resignas…entonces sí que lo das todo por perdido. Gracias por tu reflexión y por tu apoyo siempre! Un abrazo

  7. malux septiembre 21, 2015

    Hola julia.
    Estoy muy deacuerdo con tus pensamientos.
    Solo espero y deseo que estas circustancias nos hagan crecer como personas y reciclarnos.
    Quizas esta situacion haga que las personas valoremos mas otras cosas que no sean las puramente materiales. Las cosas inportantes como son la amistad, comopañerismo, humildady otras tantas que son las que enrealidad nos llenan como personas y nos hacen sentirnos bien y sonreir.
    Supongo que son tiempos de reflesion y de valor para seguir adelante y luchar por una vida mejor .
    Un beso y animo
    malu

  8. Cristina septiembre 21, 2015

    Julia,
    estás ante una situación dificil, pero sé que saldréis adelante, eres muy positiva y fuerte.
    Tus hijos tienen que estar muy orgullosos de ti. Recibe toda mi fuerza positiva para ayudarte a avanzar.
    ánimo y a por todas.

    Besos

  9. Ximo Salas septiembre 21, 2015

    Hola Julia,

    Gracias a ti, me gusta esta forma de ver las cosas y la comparto.

    Ximo Salas

  10. FAH septiembre 21, 2015

    Excelente post, Julia. Cada día mejor. Enhorabuena. Los 3 puntos que apuntas, son muy importantes. Si no te haces responsable de tu vida, otros lo harán por ti… Lo peor desde mi punto de vista es resignarse; lo del Entorno, es esencial, creo que los límites no están en las personas, están en los entornos; y respecto al último, creo que es imposible ser feliz sin ser agradecido. Un abrazo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.