Blog

Gratitud, ¡cómo me gusta esta palabra! aunque para mí es mucho más que una palabra, es un valor, un sentimiento. Es mucho mas que un acto de reconocimiento por una acción o un servicio prestado, es reconocer y valorar desde el corazón lo que recibes de otra persona, una acto, palabra, mirada,gesto…que el otro hace hacia tí.
Hoy quiero sólo y ni más ni menos que esto, expresar GRATITUD. Otro de los VALORES que orientan y dirigen mi vida. Y este le siento desde muy dentro, desde lo profundo del corazón.
Quizá tenga que ver el hecho de que desde hace unos dos años, sucedieron tres acontecimientos importantes en mi vida: el nacimiento de mi hijo Matías (que me llenó de gratitud hacia la gente que estuvo a mi lado ese tiempo y hacia la vida,por el regalo de eso, de otra vida), el comienzo de un viaje sin retorno  hacia mi crecimiento como ser humano a través del desarrollo personal y un nuevo embarazo, esta vez de una niña llamada Valeria y a la que le quedan apenas unos días para ver la luz.
En este tiempo he estado rodeada de personas que me han dado tanto, que sólo puedo estar profundamente agradecida. En primer lugar porque me han demostrado su amor y apoyo incondicional (especialmente en estos últimos 9 meses). Tengo que reconocer que aunque mi primer embarazo podría definirse con las palabras “armonía, energía, bienestar” no puedo decir lo mismo del segundo. En este caso os diría que he pasado por etapas “difíciles” desde un punto de vista físico y también emocional: cambios bruscos de humor, “brotes” de mal genio repentino, falta de energía, momentos de profunda tristeza…si,si, todo esto ¡en apenas 9 mesecitos!. (aquí me río yo de los artículos dirigidos a futuras mamás, de las “celebritis” embarazadas que sólo cuentan lo maravillosísimo que las va en su embarazo…. donde todo es “felicidad” en ese momento tan especial de tu vida…si,si…) No quiero ser exagerada, porque vaya por delante que para mí esto es el mayor regalo que puede hacerte la vida y es maravilloso, pero en ocasiones las hormonas nublan tu razón y sacan lo “peor” de tí. Esas personas “sufridoras de tus montañas rusas emocionales” son tu pareja, tus padres, hermanas/os, tíos que tengo muy cerquita, prim@s, amig@s… por las que doy gracias a la vida por permitirme tenerles a mi lado y de las que recibo mucho amor.
Y este último año también me ha dado la oportunidad de conocer o volver a encontrarme con  personas a las que hoy quiero agradecer su cariño, su comprensión, su apoyo. Las vas conociendo en distintos ámbitos de tu vida, en el trabajo, en cursos de formación, en las redes sociales…Por mi carácter soy una persona inquieta y activa, con una fuerte motivación por seguir aprendiendo, compartiendo, creando redes para crecer juntos…y esto me ha dado mucho más de lo que yo podía esperar. Me ha permitido vivir experiencias de desarrollo personal y profesional que me han enriquecido muchísimo.
Como os decía, faltan días para que nazca Valeria, y lo que ella ha vivido en este embarazo desde el punto de vista emocional es “Increible” (como diría Bisbal). He terminado de leer hace unos días un libro que una buena amiga y gran coach María Lobo, me recomendó “El mundo emocional del niño” de Isabelle Filliozat. Me ha gustado muchísimo y me ha permitido conocer y reflexionar acerca de algo que como madre me preocupa, me ocupa y quiero ser capaz de transmitir a mis niños: la importancia de las emociones, reconocerlas, gestionarlas adecuadamente en los niños, para que sean personas felices; y esta es mi auténtica misión como madre, facilitarles y acompañarles en el reconocimiento de aquellas herramientas que les permitan ser personas felices. En este libro se habla de la enorme capacidad que tienen los niños para reconocer, captar  nuestros estados emocionales. Son auténticas esponjas que sienten las emociones que embargan a sus padres en el día a día. María Lobo me comentaba en un mail, que los niños son verdaderos “espejos” que reflejan de manera constante las emociones, afectos, carencias…de sus padres.
Bien, pues estoy segura de que todo el cariño, amor, reconocimiento, que me han dado estas personas a las que he conocido a través del 2.0 y cuya autenticidad personal y profesional no sólo me ha llegado desde la red, sino que me lo han trasmitido con el abrazo y la sonrisa del encuentro 1.0 (son la gente de #RRHHMad), o aprendiendo a Liderar mi vida en un curso con gente en quien he visto y me han trasmitido la luz de su mirada (y es muy bella y llena de pasión por vivir) o con quien he comenzado mi andadura en la práctica de la meditación y el autoconocimiento y la toma de conciencia de lo que de verdad es la esencia del ser humano…todo ese cariño y trato único por estar en un momento especial de mi vida, ha sido el regalo más precioso que ha podido recibir Valeria hasta ahora y que no es poco! (en sólo 9 mesecitos!). Todo lo que ell@s me han hecho sentir a mí, toda su magia, su amor, su cariño, su comprensión, estoy convencida de que lo ha recibido mi hija en su ser más profundo (y por supuesto Matías, que ha visto cómo su madre ha crecido día a día en alegría, energía, amor hacia él también).
Como comprenderéis, después de lo que os he contado, tengo razones más que de sobra para estar feliz, para sonreir a la vida, para ser optimista y sobretodo, para estar AGRADECIDA!.
Va por vosotr@s!
“Digo si, gracias a ti, gracias por tantas cosas
que no van a poder caber aquí, gracias a ti,
gracias al mundo entero, gracias mil gracias,
muchísimas gracias a ti.”

http://www.youtube.com/watch?v=uYf-CY-uZUg&feature=related

6 Comentarios

  1. María Lobo septiembre 21, 2015

    Julia, la gratitud es una de las puertas más directa a la conexión con la grandeza de lo que realmente somos.
    Tu artículo sobre la gratitud, me corrobora lo que siempre he visto en ti: GRANDEZA.

    María.

  2. Julia septiembre 21, 2015

    Jaime, para mí esto que me dices es un auténtico regalo. Gracias por tus palabras y por tu abrazo sincero. Seguiremos compartiendo y desde luego yo, aprendiendo siempre contigo, tus artículos, tus vídeos…Gracias a tí. Un abrazo grande!

  3. Sheyla septiembre 21, 2015

    Eres grande y muy generosa!!Estoy con Jaime, GRACIAS a ti!!Un besazoo

  4. JAIME PEREIRA septiembre 21, 2015

    Julia, yo si que siento GRATITUD ante una persona como tu que es capaz de contarnos sus vivencias con tanta sencillez, alegría y sinceridad. Desde hoy voy a seguir de forma permanente tu BLOG con la seguridad de que aun tendré mas GRATITUD hacia ti. Un abrazo, Jaime

  5. Julia septiembre 21, 2015

    Seguro que sí, Gemma! que tu y yo estamos muy cerquita y tenemos muchas cosas en común. Y si es futuro no quiere, ya lo hacemos nosotras, pero nos veremos prontito! Gracias amiga!Un besazo

  6. gemma rojo septiembre 21, 2015

    Mamitxula
    Nada es baladí, cuando quienes te rodean te cuidan es porque TU LO VALES.
    Un besazo, espero que el futuro nos vuelva a reunir.
    Gemma Rojo

Deja un comentario

Your email address will not be published.